Nuestra hija ha participado ya por tres años en la academia, con ballet clásico. Es una gran emocion ver la alegría máxima de ella en cada evento de fin de año, sin duda serán recuerdos imborrables para ella y para toda su familia, incluyendo abuelos, tios, primos, que hemos chocheado al máximo estas tres ultimas presentaciones. Además valoramos la disciplina que una actividad como entrega, pero que Italo y Carolina inculcan de una manera muy lúdica clase a clase.

César y Débora Flores